La mampara de ducha se abre paso al dormitorio

 

 

Primero fue el momento de la bañera, que comenzó a penetrar en el dormitorio. Ahora es el tiempo de la ducha, una opción más sostenible, pero que actúa también como un elemento de relax.

Las duchas y bañeras sustituyen a los sillones que antes poníamos en la habitación, dejándonos con un baño dentro del dormitorio que nos aporta un nuevo nivel de bienestar. Una atmósfera de autocuidado a un nivel holístico al unir de manera continua y sin cortes ambos espacios.

Al pasar más tiempo en casa, el cuarto de baño se ha convertido en un espacio vital donde nos recomponemos y el dormitorio evoluciona para dar cabida a más actividades domésticas.

Con el boom en las reformas del hogar durante la pandemia, estamos más dispuestos que nunca a invertir en interiores, creando espacios que se ven aún mejor a medida que se habitan. Y el dormitorio con baño integrado ha ganado en popularidad en los últimos meses.

Por este motivo, hemos acabado interiorizando que es necesario dar con una estética sencilla, que no comprometa la integridad de los dos espacios como uno solo, y a la vez compagine las necesidades de ambas estancias.

Y esto es aplicable a todo lo que tiene que ver con el diseño de interiores, ya sea en el terreno de los revestimientos, como de los colores o la tactilidad de los acabados.

‘Con el boom en las reformas del hogar, las personas están más dispuestas que nunca a invertir en interiores, creando espacios que se ven aún mejor a medida que se habitan.’

 

La innovación y el baño en la habitación

Sin duda hay un cambio radical en cómo entendemos el momento de la ducha que, más allá de la higiene, habla de la conexión y de la importancia del #MeTime. Integrar el baño en el dormitorio nos ha permitido crear un espacio único de autocuidado y relajación.

Desde el punto de vista de los materiales, nos encontramos con una nueva generación de elementos y soluciones que permiten de una forma higiénica y de fácil limpieza, integrar el espacio de ducha en un lugar como el dormitorio.

Gracias también a las últimas innovaciones en mamparas de ducha, se pueden encontrar soluciones perfectamente adaptadas desde un punto de vista estético. Y es que, en una estancia como es el dormitorio, la calidez y el confort son parte fundamental de cualquier elemento que incluyamos.

Es por todo esto que la introducción del baño en la habitación fomenta la práctica de hábitos de autocuidado que asociamos a ambas estancias. Desde una ducha relajante hasta las rutinas de cuidado del cabello o hidratación de la piel, todo pasa por la tranquilidad de estar en tu propio dormitorio.

Las mamparas fijas con dos entradas como es el caso de Ecliptek, cuenta con una tecnología que hace opaco el cristal y esconde lo que hay detrás, dando privacidad al usuario en el momento de la ducha y permitiendo que se vea a través de ella y ampliar visualmente el espacio cuando no se está usando.

Junto a la tecnología, la estética industrial y las líneas geométricas añaden un toque contemporáneo a los productos inspirados para baño y dormitorio.

Ideas para integrar el baño dentro del dormitorio

 

casa-decor-20-dormitorio-con-baño-Miapetra-Blanca-Hevia_01 (2)

Medios muros para aislar el baño

Confecciona un baño integrado en habitación según las posibilidades de tu dormitorio, como puede ser creando una zona de ducha tras unas puertas de cristal con dos pequeños muretes laterales. El lavabo anclado a la pared y un par de armarios que recojan lo más importante de esta parte de la casa.

Un pasillo entre la cama y la ducha

Si tienes una habitación larga, puedes incluir el baño dentro del dormitorio dividiéndolo en dos zonas. La cama a un lado y al otro la zona de ducha, para dejar en medio un pasillo en el que ubicar un armario y un lavabo con espejo, para dar amplitud a ese espacio.

A los pies de la cama

Levanta un tabique a una distancia no muy larga de los pies de la cama, que no llegue hasta el techo para que la luz se mueva mejor. En un lado del tabique podrás instalar el mueble del lavabo, y en el otro se oculta la ducha.

Habitación a dos niveles

Para separar la zona de baño del resto del dormitorio, levanta un poco el suelo para ocultar la fontanería, y tendrás una división visual del espacio. En estos casos, opta por darle uniformidad a los todos y decoraciones de ambas zonas, para dar una sensación más recogida.

Como puedes ver, crear un baño dentro del dormitorio no es tan difícil ni está tan lejos de la realidad. Solo necesitamos la ayuda de un profesional, un poco de creatividad y los elementos adecuados como los que ofrecemos desde Profiltek.

De esta manera, crearemos un lugar único donde relajación y bienestar se dan la mano.

 

Nuevas tendencias en los espacios de ducha
Nuevas tendencias en los espacios de ducha

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ENTRADAS MÁS VISTAS

Blog profesional