BLOG PROFILTEK

Qué son los tests de resistencia a productos químicos en una mampara de baño

Desde PROFILTEK estamos insistiendo mucho en la necesidad de asegurarse de vender –si eres un profesional sanitarista–, o adquirir –si eres un particular, arquitecto, decorador o constructor– mamparas de baño homologadas bajo la Norma Europea EN 14428 a fin de asegurar la calidad de las mismas.

No es ningún secreto que el mercado está invadido de imitaciones asiáticas que llegan hasta utilizar un logotipo muy parecido al del marcado CE creando confusión en muchas personas.

Tanto nos preocupa este tema que hemos preparado un documento en formato PDF que recoge los principales puntos a tener en cuenta para cerciorarse de la correcta homologación de la mampara de baño.

Te invitamos a que te descargues totalmente gratis ahora mismo la Guía rápida sobre la homologación de mamparas de baño haciendo clic aquí.

Comprobarás que, para conseguir la homologación, en PROFILTEK sometemos a pruebas muy estrictas a nuestras mamparas de baño. Una de las más desconocidas es la prueba de Resistencia a los productos químicos y a las manchas que vamos a explicarte con un poco más de detalle pero sin entrar en tecnicismos excesivos.

En esta prueba, tras los correspondientes tests, los materiales acristalados no deben mostrar deterioros o coloración permanente.

De forma resumida el procedimiento que seguimos es el siguiente:

  1. Se preparan distintas soluciones de productos químicos (reactivos): ácido acético, hidróxido sódico, hipoclorito sódico y azul de metileno. Debe utilizarse un agua desionizada a una temperatura concreta.
  2. Estas sustancias se aplican sobre el vidrio para comprobar si éste sufre algún tipo de deterioro o mancha.
  3. De ser así, se prepara un abrasivo que contenga una suspensión de óxido de aluminio en agua para limpiar el vidrio.
  4. Se anotan los resultados comprobando que el vidrio queda limpio.

Obviamente el objetivo final de esta prueba es garantizar que el vidrio de las mamparas de baño, en su uso diario, al ser sometidas a salpicaduras de jabones, champús y productos de limpieza, no van a sufrir daños.

Y no te engañes, las mamparas no homologadas los sufrirán.

Si vendes mamparas de baño no te la juegues con tus clientes, porque reclamarán. Y si vas a comprar una mampara, no busques ahorrar dinero sacrificando calidad, porque te arrepentirás.

Tienes un amplísimo abanico de modelos de mamparas de baño homologadas entre las que, con toda seguridad, encontrarás la que mejor se adapte a tu gusto y presupuesto.

La calidad es muy importante.

Nuevo llamado a la acción
Gratis ebook: Walk-in. Una tendencia decorativa en crecimiento

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

ENTRADAS MÁS VISTAS

Blog ideas